Inicio » Psicología » Estrategias del Ego para dormirte la Consciencia
El ego

Estrategias del Ego para dormirte la Consciencia

El ego

Estrategias del Ego para dormirte la consciencia

El ego, como muchos maestros han enseñado, es un libro de muchos tomos. Esta es una gran verdad y uno de esos tomos es lo que el ego te hace creer. El ego te ha convencido de muchas cosas y has creído que eso es lo real.

Con esta estrategia te mantiene entretenido y con la conciencia dormida para que no tengas tiempo de descubrirlo a él, ni te des cuenta de la realidad.

El Dr. Wayne Dyer menciona estos puntos en la película “El Cambio”. A continuación explicaré algunas de estas estrategias:

a) Te convenció de que Él eres Tú.

El mayor truco del EGO fue haberte convencido de que él eres tú. Esta es sin duda su obra maestra.

Las personas creemos firmemente que todo lo que hacemos, pensamos y sentimos es por nuestra propia voluntad, sin ni siquiera percatarnos de que somos simplemente títeres del ego.

El enemigo se esconde en el lugar que tú menos podrías sospechar, en un lugar que jamás pensarías que se encuentra y ese lugar es dentro de ti mismo.

¿Quién pensaría que el enemigo está dentro de nosotros mismo? ¿Quién pensaría que anda con el enemigo todo el tiempo para acá y para allá?

Mientras el ego logre hacerte creer que tú eres el responsable de todo, nunca lograrás verlo y mucho menos eliminarlo de tu interior.

El ego usa toda clase de estrategias para mantenerte convencido de que tú eres el protagonista y la víctima de todas las escenas que se te presentan en el diario vivir.

Convencimiento

Él te convence de que el otro es el culpable, te justifica por qué debes hacer tal cosa, te mantiene totalmente dormido mirando hacia fuera para que no tengas la oportunidad de conocerlo si miras hacia dentro.

Sólo despertando conciencia te darás cuenta que en tu interior habitan muchos demonios que utilizan tu cuerpo para expresarse, y por ende, hacer sus diabluras.

Detrás de cada acción, pensamiento y sentimientos negativos que se expresen en tu vida hay un defecto psicológico que ha sido el responsable principal de que eso suceda.

Tu psiquis está llena de agregados psíquicos y defectos, que te utilizan como títere para sus propios intereses dañinos. Lo que debes comprender es que no eres orgulloso, lujurioso, iracundo, perezoso, envidioso, codicioso, guloso, mentiroso, criticón, etcétera.

Eres un ser divino, pero el ego que llevas dentro te ha convertido en una persona despreciable y es el responsable de que los demás vean en ti todos los defectos antes mencionados.

Cuando empiezas a eliminar todos esos demonios te llenarás de virtudes y serás un ser totalmente diferente.

b) Te convenció de que eres lo que tienes.

Esta es una de las mayores falacias y una de las razones que tiene más peso en nuestra sociedad, debido al tremendo materialismo que estamos envueltos.

Yo te pregunto: ¿Antes de nacer, que tenías? Cuando naciste, ¿qué tenías? y cuando Te mueras, ¿qué te vas a llevar? Ahora bien, reflexiona en torno a lo siguiente: ¿Acaso no eres la misma persona desde tu nacimiento hasta este momento? Quizás ahora tienes un cuerpo más desarrollado, pero, ¿acaso no tienes la misma identidad?

Lo que tú seas o no seas no lo determinan las cosas que posees, ni siquiera tu cuerpo físico. En primer lugar, porque antes de nacer ya tú eras, cuando naciste seguiste siendo y después de la muerte serás.

Todo lo que tienes en este mundo, es pasajero. Las posesiones materiales son limitadas, ya que no podrás tenerlas por siempre.

Si realmente fueras lo que tienes, el día que por alguna razón pierdas tu dinero, tu casa, tu vehículo, tu familia, tu ropa, etcétera ¿Dejarás de ser?

¿Cambiaría tu identidad? ¿Dejarías de existir? ¡Reflexiona!

Reflexión

Tu eres un ser ilimitado, por ende lo que eres no puede estar determinado por algo que es limitado, recuerda que el Espíritu es eterno.

No permitas que el ego te haga creer que solo eres importante por lo que tienes, que los demás te temen y te respetan por lo que tienes.

No te dejes vencer por la vanidad cuando los demás te alaben y te busquen por lo que tienes.

Es por eso que vemos a tantas personas afanándose por tener cada vez más y más; y lo lamentable del caso es que siguen vacíos.

Todo lo que tienes ha sido un regalo y un préstamo de tu Ser Superior para que lo administres y cumplas con tu propósito, por ende no tienes derecho a creerte la gran cosa o hacer alarde de algo que ni siquiera es tuyo.

Tarde o temprano todo lo que posees va a desaparecer. Hoy puede ser que tengas mucha abundancia en cosas materiales, pero en un abrir y cerrar de ojos puedes quedarte sin nada.

Disfruta y administra bien lo que te han dado y no dejes de darle continuamente gracias a Dios por ello.

Me gustaría que leyeras el libro de Job en la Biblia para que comprendas aún más lo que significan las cosas materiales y la actitud que hay que tener ante ello.

c) Te convenció que eres lo que haces

A mí me duele escuchar a muchos padres decirles a sus hijos: “Deben estudiar para ser alguien en la vida” ¡Pero que horror! ¡Cómo es posible que se diga cosa semejante! ¡Tú Eres! estudies o no siempre serás alguien.

Desde el hogar, ya viene tu psiquis distorsionada y te inculcan que solo serás alguien si estudias y logras graduarte de alguna profesión o de lo contrario serás un insignificante.

El ego se sostiene en esta teoría barata y falsa para convencerte de que eres lo que haces, por ende te preocupas por graduarse de alguna carrera profesional, por tener un empleo de renombre, etcétera, para que los demás te cataloguen como importante y te valoren.

Nos hace vivir en una competencia eterna, combatiendo todo el tiempo unos con otros.

El ego te dice que debes ser el primero, el mejor y el mayor en todo lo que hagas. Todo esto simplemente para sostener un capricho del ego. Vivimos estresados, a toda velocidad, preocupados, angustiados y si no logramos estar en las condiciones que queremos viene la frustración y la depresión.

Aclaración

Es importante aclarar que es muy bueno estudiar, prepararse  y progresar en todos los aspectos de la vida; nosotros los seres humanos tenemos el pleno derecho de vivir dignamente.

Además debemos tratar de tener buenos resultados en lo que hacemos porque para eso nos contratan en determinada actividad o empresa laboral y debemos dar el mejor desempeño, siendo responsables y honestos.

El problema radica en que la mayoría de la personas lo hacemos para llenarnos de orgullo y para que otras vean lo que hacemos y nos reconozcan.

Nosotros no debemos vivir buscando aprobación de nadie, sólo de nuestro padre que mora en secreto. No te consideres más ni menos que nadie. Hoy puedes tener un buen empleo y mañana no tener nada.

Podrás ser el gerente de una importante empresa, pero desde que terminas tus labores y sales a la calle eres un ser humano como cualquier otro.

Trata de no dejarte manipular del ego porque tarde o temprano la misma vida te enseñará con dolor y sufrimiento el valor de las cosas. Es mejor que aprendamos la lección por las buenas a que nos las enseñen por las malas.

Recordatorio

Recuerda que el único grande, importante y que se merece toda la veneración y majestad es tu Ser Superior y a él, que lo puede todo, no le interesa nada de eso.

Entonces ¿por qué a nosotros nos gusta tanto que nos aprecien, nos valoren, nos alaben y nos respeten?

Te podré algunos ejemplos de las idioteces que uno hace para buscar la opinión de los demás, en todo lo que hacemos: muchas personas se compran un vehículo lujoso o del año, toman un préstamo de mucho dinero, se pasan la vida pagando deudas, para que otros les digan que les está yendo bien y que tienen dinero.

Pero ellos pasan mucho trabajo para poder pagar el préstamo ¿No te parece estúpido?

Ahora están de moda las redes sociales y los teléfonos inteligentes.

El uso de estas herramientas ha aumentado de una forma alarmante y la principal razón es que las personas han encontrado un medio y un método para publicar su EGO.

Ahora las personas viven de la fantasía, de la vanidad y de una pantalla ficticia. Vemos el bombardeo de fotografías y comentarios de todo lo que la gente hace y de lo que no hace.

Soportes

La falsedad, la fantasía y la mentira son los soportes principales de lo que se difunde en estas redes sociales y en los teléfonos inteligentes.

Las personas se la pasan publicando fotos de su físico y de todo lo que hacen, con la única intención de que los demás vean su belleza y sepan lo que hacen en su vida.

Esas redes son el arma perfecta para que el ego haga que las personas crean que son lo que realmente no son y, puedan satisfacer su orgullo y a la vez provocar envidia, celos, codicia, lujuria e incluso la ira de los demás.

Yo me pregunto: ¿Por qué no se dedican a exhibir sus valores y sus virtudes? ¿Por qué no le toman una foto a una virtud que tengan y la publican?

En vez de estar publicando su apariencia física y lo que hacen, ¿por qué no publican sus atributos internos, sus valores divinos o dan una buena enseñanza a los demás?

Te darás cuenta de que pocos pero muy pocos pueden hacerlo.

La mayoría de las personas solo puede exhibir el cuerpo físico que le prestaron y las cosas que le permitieron hacer, y no puede exhibir nada más.

Tecnologías

Este tema de las redes sociales y los teléfonos inteligentes es para uno morirse de la risa y de vergüenza ajena. Las personas publican todo.

Casi todas las personas publican si están tristes, si están alegres, si están enfermas, si están enojados, si están enamorados, si terminaron una relación, lo que están comiendo, si están durmiendo, si tienen un problema de pareja o familiar o de trabajo o de amistad, etc.

Otro aspecto que da mucha risa y pena, es el caso de aquellos, que para que vean y alaben lo que hacen, se toman fotos en un restaurante sumamente costoso y de renombre, para que los demás vean que tienen dinero para poder comer allí.

Otros se toman fotos y publican comentarios en aviones y en otros países, con el simple propósito de que otros vean que viajan al extranjero, porque a través de esas fotos e informaciones pueden alardear de todo lo que hacen; creen que con esto son más que los demás y que están a otro nivel.

Estoy consciente de que hay algunas personas que lo hacen sanamente, se toman sus fotos y comentan con los demás esas cosas, pero se nota que no es por alardear, ni para romperles los ojos a otros, ni mucho menos para que otros los alaben o los valoren por eso.

Cada quién sabe, si se detiene un segundo a mirar hacia dentro, por qué hace las cosas.

Cada quién sabe con la intención que hace las cosas. Sólo falta que reflexiones sobre esto y evalúes ¿qué haces?, ¿por qué lo haces?, ¿para qué lo haces? y ¿cuál es el beneficio que ganas con eso?

d) Te convenció de que lo que importa es tu reputación

Para rematar y ponernos con la cabeza hacia abajo, el ego también hace aferrarnos a eso que llamamos REPUTACION. No hay cosa que les importe más a los humanoides que el tema del qué dirán.

El qué dirán se ha convertido en uno de los motivos más fuertes e importante para modificar la forma de actuar de las personas.

Nos aferramos a mantener una imagen impecable en todos los sentidos, por el miedo de lo que otros opinen. Pasamos toda la vida tratando de complacer a todo el que nos rodea, pero no nos damos cuenta de que eso es imposible. Siempre habrá personas que nos critiquen, que nos vituperen y a las que nunca les vamos a caer bien.

Reflexión

Yo te pregunto ¿qué ganas con actuar para complacer a otro? Quiero que reflexiones que nadie de este mundo tiene el poder ni la facultad, de juzgar o condenar tu alma.

Después que muere tu cuerpo físico, no aparece, ni siquiera una sola persona de las que complaciste durante tu vida para defenderte en el tribunal divino de la justicia cósmica.

Nos vestimos para otros, actuamos para otros, nos cuidamos de decir algo por otros, nos sometemos a un sinnúmero de culturas, costumbres, hábitos y caprichos de esta sociedad podrida en los antivalores más bajos, simplemente por cuidar nuestra reputación.

Recuerda querido lector: no eres más porque te alaben, ni menos porque te vituperen.

En vez de preocuparnos por lo que opinen los demás, debemos ocuparnos de la imagen y la reputación que tiene el padre celestial (nuestro SER Superior) de cada uno de nosotros.

Mientras vivas preocupándote por complacer a los demás, por sostener una imagen que ni a ti mismo te gusta, por el simple hecho de temerle a lo que digan sobre ti, es señal de que no eres libre, de que estás controlado y lo que es aún peor, que no eres auténtico.

¡Si el más grande entre los grandes que han pasado por este planeta, nuestro bendito maestro Jesús el Cristo, no pudo complacer a todo el mundo, menos lo harás tú!

Entonces esto debe llevarte a la reflexión de que lo único importante y lo que cuenta es complacer a tu Ser Superior, aquel padre maravilloso que nos creó, a quien debemos rendir cuentas y quien finalmente evaluará nuestras acciones.

Conclusión

Podemos usar caretas, usar disfraces y escondernos, para evadir los comentarios de los demás, pero ante nuestro Ser nada de eso sirve, ni podremos esconderle nada.

Él lo sabe todo y está pendiente de todo.

Querido lector, trata de ser auténtico, tú estás aquí en la Tierra para servirle a tu padre, viniste a este mundo a cumplir con la misión que su Ser Superior te encomendó.

El camino de tu ser le gustará a muchas personas y a otras no, así que no te preocupes por eso, ya que no viniste a complacer a nadie, sino a quién te envió a esta tierra y ese es tu Padre celestial, tu Ser Superior.

Extraído del Libro “Conéctate con Tu Ser Superior”  Autor: Miguel Ángel de la Cruz

¡Regístrate para recibir contenido exclusivo, y mantente al día!

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *