Inicio » Metafísica » «Conversando con el Alma» por Carl Jung

«Conversando con el Alma» por Carl Jung

CARL JUNG

El médico psiquiatra, psicólogo y ensayista suizo Carl Jung sostuvo una conversación con su alma el 5 de enero de 1922, respecto tanto de su vocación como del Liber Novus (Libro nuevo, en latín)

Conversación

[Yo]: Siento que tengo que hablar contigo. ¿Por qué no me dejas dormir, ya que estoy tan cansado? Siento que la perturbación proviene de ti. ¿Qué te motiva a mantenerme despierto?
[Alma]: Ahora no es tiempo de dormir, sino de que despiertes y prepares cosas importantes en el trabajo nocturno. La gran obra comienza.

[Yo]: ¿Qué gran obra?
[Alma]: La obra que debe ser hecha ahora. Es una obra grande y difícil. No hay tiempo para dormir si no encuentras tiempo durante el día para dedicarte a la obra.

[Yo]: Pero yo no tenía idea de que estaba haciéndose algo así.
[Alma]: Pero podrías haberlo notado por el hecho de que ya hace mucho tiempo he estado perturbando tu sueño. Has estado demasiado inconsciente desde hace mucho tiempo ya. Ahora tienes que ir a un nivel superior de consciencia.
[Yo]: Estoy preparado. ¿De qué se trata? ¡Habla!
[Alma]: Debes escuchar: no ser más un cristiano es sencillo. Pero, ¿qué hay después? Pues han de venir más cosas. Todo espera por ti. ¿Y tú? Tú permaneces mudo y no tienes nada para decir. Pero debes hablar. ¿Por qué has recibido la revelación? No debes esconderla. ¿Te preocupas por la forma? ¿Ha regido alguna vez la forma allí donde se trata de la revelación?
[Yo]: ¿Pero no quieres decir, por cierto, que debo publicar lo que he escrito? Eso sería ciertamente una desgracia. Y quién habría de comprenderlo.

[Alma]: No, ¡escucha! No debes romper un matrimonio, a saber, el matrimonio conmigo, nadie debe ser colocado en mi lugar… Quiero gobernar sola.
[Yo]: ¿Así que quieres gobernar? ¿De dónde tomas el derecho para tal atrevimiento?
[Alma]: Tengo este derecho pues yo te sirvo a ti y a tu llamado. De igual forma podría decir que tú vienes primero, más, sobre todo tu llamado viene primero.

[Yo]: Pero, ¿cuál es mi llamado?
[Alma]: La nueva religión y su anunciación.
[Yo]: Oh Dios, ¿cómo he de hacer eso?
[Alma]: No tengas tan poca fe. Nadie lo sabe tan bien como tú. Nadie que pueda decirlo tan bien como tú.
[Yo]: ¿Quién sabe si no mientes?
[Alma]: Pregúntate a ti mismo si miento. Yo digo la verdad.

Reflexión

Su alma intencionalmente lo urgía aquí a publicar su material, a lo cual él se resistió. Tres días después, ella le comunicó que la nueva religión “se expresa solo visiblemente en la transformación de las relaciones humanas. Las relaciones no permiten ser reemplazas por el conocimiento profundo. Por otra parte, una religión no consiste solo en conocimiento, sino que, en su nivel visible, es un nuevo ordenamiento de los asuntos humanos. Por lo tanto, no esperes más conocimiento de mí.

Conclusión

Conoces todo lo que debe ser conocido acerca de la revelación manifestada, pero aún no debes vivir todo lo que debe ser vivido en este momento”. El ‘yo’ de Jung replicó: “Puedo entender esto completamente y aceptarlo. Sin embargo, permanece oscuro para mí de qué forma el conocimiento puede ser transformado en vida. Debes enseñarme esto”. Su alma dijo: “No hay mucho que decir acerca de esto. No es tan racional como estás inclinado a pensar. La vía es simbólica”.

Extraído del Libro Rojo de Carl Jung.

Libro muertos con vida disponible en Amazon

¡Regístrate para recibir contenido exclusivo, y mantente al día!

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *